jueves, 26 de noviembre de 2009

ADVIENTO

Esta semana iniciamos un nuevo tiempo litúrgico, el Adviento.


Adviento que no es sólo preparar una venida ocurrida hace ya siglos.

El Adviento es preparar también una venida constante,de todos los días.

Porque ahora, hoy a cada momento, Jesús viene también.
Viene a través de la Eucaristía, a través de los Sacramentos, a través de la comunidad cristiana. Viene también al corazón de cada creyente, en la oración, en la lectura de su Palabra, en todas las ocasiones en que queremos acercarnos a Él.
Y viene a través de nuestros seres queridos, conocidos, marginados, enfermos, etc., en los acontecimientos de nuestra vida, en todo lo que hacemos y vivimos, y especialmente en los pobres, ya que en ellos se refleja con especial intensidad su rostro.



La ESPERANZA, PREPARAR EL CAMINO DEL SEÑOR, LA ALEGRÍA, LA ORACIÓN Y LA PACIENCIA son las cinco actitudes que deben destacar durante el tiempo de ADVIENTO.

jueves, 19 de noviembre de 2009

AVISOS

Esta tarde comienza la novena a la Virgen Milagrosa a las 19,30 horas y se prolongará hasta el próximo día 27 de noviembre.
Estos días, además se están celebrando los cursillos prematrimoniales en el centro pastoral de la calle Hornachos a las 21 horas, comenzaron el pasado 9 de noviembre.

viernes, 13 de noviembre de 2009

Echamos a andar

Hace unas semanas comenzaba el curso para nosotros, y en este sendero se incluye el objetivo de Evangelizar que no es más que llevar a Cristo en nuestra vida siempre, porque somos bautizados y la alegría de vivir a Cristo en nuestras vidas nos da una impronta que tenemos que transmitir allá donde estemos.

Pero este camino de cada día necesita formación y en este campo incidiremos especialmente este año, en este curso que acaba de comenzar. Contamos con medios que la diócesis pone a nuestro servicio y para nuestro beneficio, como la Escuela de Formación Cristiana, utilicémosla.

Presentación de los grupos que trabajan en la Comunidad Pastoral de la Parroquia.- Ldíez


Tenemos que ser cristianos comprometidos y participar en las tareas de nuestra parroquia, cada uno hasta donde pueda, cada uno en lo que sepa, se trata de poner lo mejor de nosotros mismos al servicio de la comunidad y así hacer que nuestra parroquia, y por extensión la Iglesia, sea una verdadera familia.

Y en este curso, los jóvenes, como semillas de futuro, y los mayores, como pilares sobre los que se asienta nuestro presente, serán prioridades de la acción pastoral. La Pastoral Juvenil y la Pastoral de la Salud echarán a andar de nuevo con fuerzas renovadas, pero se necesitan personas comprometidas que quieran compartir su tiempo, sus ganas, con otros hermanos en Cristo, y sólo así nuestra comunidad será grande porque sabremos agradecer con gestos lo que hicieron nuestros mayores y sabremos dar el ejemplo de vida cristiana que esperan nuestros jóvenes.