jueves, 25 de abril de 2013

EL FESTIVAL DE LA CANCIÓN MISIONERA DE LA DIÓCESIS DE MÉRIDA-BADAJOZ SE CELEBRA EL SÁBADO EN VILLAFRANCA


El próximo sábado, 27 de abril, Villafranca de los Barros acogerá la XXVI edición del Festival de la Canción Misionera que se celebra y organizada a través de la Delegación de Misiones del Arzobispado de Mérida-Badajoz, este año con el lema “Cantando la alegría de la fe”.

Más de una quincena de grupos de localidades tan dispersas geográficamente como Olivenza o Azuaga, La Haba o Jerez de los Caballeros, de la comarca de Villafranca como Fuente del Maestre o Ribera del Fresno, la propia anfitriona y las capitales Mérida y Badajoz, se darán cita en este evento. Aunque es diocesano, como novedad este año se hará internacional, porque en esta edición contará con un grupo de Campo Maior que traerán unas religiosas pacenses que atienden a un grupo de dicha localidad portuguesa.

El delegado Episcopal de Misiones de la Diócesis y colaborador de Cristianos Sin Fronteras, Juan Andrés Calderón, y la responsable de Misiones en Villafranca, Coronada Díaz, explicaron que el objetivo principal de este evento, que se enmarca en campañas como la de la Santa Infancia, pasa “por concienciar a los chavales de que existe otra realidad, que sean animadores de Misiones en el futuro, que sepan que podemos colaborar con las Misiones y de hecho ellos ya colaboran con su aportación simbólica de dos euros además de actuar en el propio festival”.




La jornada tendrá dos partes diferenciadas, por la mañana cuando lleguen los autobuses con los chicos se les dirigirá a la Parroquia de Santa María del Valle donde se realizará, con la colaboración de sus guías y las catequistas de la parroquia anfitriona, una actividad de catequesis y acogida, para después de compartir la comida que será en el Parque Municipal de Villafranca, y luego comenzará el festival propiamente dicho en el Teatro Cine Festival de la localidad.

Por su parte, Coronada Díaz agradeció la colaboración de entidades como Cruz Roja o Protección Civil, así como el Ayuntamiento de Villafranca, el Párroco de Santa María del Valle, D. José Cordero, y muchos de los colaboradores de la Parroquia anfitriona que aportarán su granito de arena en esta jornada.

Se trata de un festival no competitivo donde cada colegio o parroquia con su grupo representará una actuación musical generalmente inédita y recibirán un trofeo de recuerdo. A este evento suelen acudir muchos padres y colaboradores de las parroquias participantes, y aunque la entrada a la cita es libre se pide la colaboración voluntaria de los asistentes con algún donativo “para que igual que los niños aporten los mayores y se destina fundamentalmente a un proyecto de Misiones de la diócesis, aunque una mínima parte se destina a los gastos del propio festival”.




Juan Andrés Calderón incidía en que el objetivo prioritario es “celebrar la sensibilidad que tienen los niños con otros niños que tienen menos recursos, es la idea principal de este festival que une el sentido de la campaña de Infancia Misionera a la Canción Misionera donde los niños reflejan todo lo que en catequesis han ido trabajando a lo largo del curso, ahora de una manera festiva”.

No hay comentarios: